Cada vez que hacemos dieta siempre estamos condicionados a cumplir una rutina elíptica diaria y contar hasta la última caloría; pero tarde o temprano, estás comiendo pastelitos en la oficina y llenándote de mojitos en una happy hour, lo que nos lleva a pensar que la dieta ya termino.

perder-peso

Hay una mejor manera: Cambia el enfoque de tu rutina diaria; al hacer esto puedes conducir a una mayor pérdida de peso que nunca has imaginado; de hecho, incluso algunas personas han perdido 27 kilos con algunos fáciles ajustes.

Quizá te pueda interesar: 14 razones por las que siempre te sientes cansada

Muchas solemos comer en restaurantes hasta nueve veces a la semana, trata de reducirlo a sólo una vez a la semana y pedir una ensalada de pollo a la parrilla en lugar de un plato grande de pasta y podrás perder peso, hasta 9 kilos en un mes.

Otra forma de llegar a tu peso ideal, es dejar de comprar rutinariamente aperitivos en el supermercado; si quieres una bolsa de papas fritas o una barra de chocolate, sal a caminar a la tienda para conseguirlo, ese inconveniente podría ayudarte a hacer caso omiso de tus antojos.

Muchas solemos saltarnos el desayuno, pero lo mejor es siempre comer alrededor de 300 calorías de una saludable mezcla de granos de proteínas; un sándwich con mantequilla de maní natural y mantequilla de manzana, te ayudará a mantener tu hambre abajo durante todo el día; en el lapso de un año, habrás perdido hasta 30 kilos.

Trata de hacer ejercicios siempre que sea posible, como hacer saltos o abdominales durante los comerciales de televisión o bailando mientras se lava los platos; esta quema calorías extra y te impide estar comiendo frente a la TV.

Deja de fumar, y únete a un gimnasio; no hay manera de que puedas hacer ejercicio de manera saludable si eres un fumador asiduo.

Limpia totalmente tu despensa; reemplaza los alimentos que sueles excederte, como el helado, con bocadillos más bajos en calorías, como las semillas de girasol tostados o cereales.

Después del trabajo, en vez de salir con los amigos a una cena grasosa, coordinen para empezar a caminar y correr; luego de un año habrás bajado 18 kilos.

Ten tu selección de música con canciones que te den ganas de ir al gimnasio; estas canciones te darán energía, lo que te permitirá ganar velocidad en las elípticas, y el hecho de que quieras escuchar toda la lista de reproducción, hará más largos tus entrenamientos; en tan solo 2 meses habrás perdido 6 kilos.

Empieza a correr 20 minutos al día durante tu hora de almuerzo, en dos meses, habrás perdido 9 kilos, y tendrás toneladas de energías.

El yoga se puede convertir en lo mejor para tu relación con la comida y tu cuerpo; si lo practicas varias veces a la semana, estarás en contacto con tus señales de hambre, así que comerás de forma intuitiva y pararás cuando estés llena.

En vez de pedir la porción más grande cuando vas por comida rápida, pide solo un material, una orden pequeña de papas fritas o una caja de seis piezas de nuggets de pollo, con algo tan simple podrías perder peso, hasta 7 kilos en siete semanas.

Reduce el presupuesto para tus golosinas que amas; come bocadillos saludables como zanahorias y hummus, esto te dará calorías para derrochar en un trozo de chocolate y una copa de vino cada noche; podrás perder peso, hasta 9 kilos en tres meses.

Quizá te pueda interesar: La mejor manera de combatir el estrés

Bailar zumba dos veces por semana, estas rutinas de baile loco realmente tonificar tus músculos, especialmente piernas y los abdominales y te dará una sesión de cardio palpitante.

Sal a pasear con tu perro todos los días, aunque sea por sólo 10 minutos alrededor de la cuadra; e incluso cuando el clima sea horrible, el entusiasmo de tu perro será tu incentivo para salir, en tan solo un año podrás perder peso, hasta 23 kilos.

Comments

comments