Estamos acostumbradas a escuchar sobre dietas rápidas, las cuales al final no cumple lo prometido, sin embargo, la dieta flash a diferencia de otras dietas promete ser una dieta definitiva para adelgazar; pues esta tiene como objetivo lograr que pierdas peso para no volver a engordar; y esto se logra gracias a ciertas características que tiene la dieta flash, que la convierten en una alternativa distinta del resto de las dietas.

dieta-flash

Lo más común en todas las dietas, es que una vez logrado la pérdida de peso, y volvemos a nuestra vida normal, no solo recuperamos el peso perdido, sino que muchas veces terminamos pesando más de lo que pesábamos antes de empezar con la dieta, y justamente este punto es una de las diferencias de la dieta flash con respecto a otras dietas.

Quizá te pueda interesar: Los 7 mejores ejercicios abdominales

Una de las principales características de la dieta flash es la reducción drástica de hidratos de carbono, especialmente azúcares simples, permitiéndose consumir especialmente frutas, vegetales, cereales integrales y legumbres (especialmente estos últimos dos grupos de alimentos que contienen un porcentaje de proteínas vegetal mayor).

Pero no solo se queda ahí, pues esta dieta apuesta a la educación alimentaria para que no exista el efecto rebote y no se recupera el peso perdido; es por estas razones que se conoce a la dieta flash como la dieta definitiva.

La dieta flash consiste en 3 faces, la primera es la fase de adelgazamiento, que es la que nos permitirá perder el peso no deseado; luego sigue la fase de reeducación alimentaria, que nos ayudará a mejorar nuestra manera de alimentarnos, y por ultimo tenemos a la fase de mantenimiento, la que nos ayudará a no recuperar el peso perdido.

Fase de adelgazamiento: Esta etapa tiene 15 días de duración, y durante la cual nuestro objetivo es perder el máximo de sobrepeso, esto dependerá del porcentaje de sobrepeso que tenga cada persona; esto se lograría aumentando el consumo de proteínas a base de licuados proteicos y vitamicos-minerales, una reducción en el consumo de grasas saturadas y trans y un aumento de vegetales, frutas y proteínas de origen vegetal; por otra parte, no se puede consumir carnes, huevo, leche, pan y chocolate; se deben realizar 6 comidas diarias, siendo la cena la comida más ligera.

Fase de reeducación alimentaria: El objetivo primario de esta fase es continuar adelgazando, pero incorporando nuevos hábitos alimentarios saludables que permitirán que el peso perdido no vuelva para hacernos pasar por un mal rato.

Quizá te pueda interesar: Mantente en forma con un deporte al aire libre

Fase de mantenimiento: Esta fase, a mi gusto personal, es la más importante, pues es la fase en la cual se busca que quien haya realizado la dieta aprenda a evitar el efecto rebote.

Todo depende de nuestros hábitos alimenticios, pues si se aprende realmente a comer, las probabilidades de volver a aumentar de peso son muy bajas, ya que una vez que hayas adquirido los hábitos alimentarios adecuados, la calidad de vida mejora y se ve reflejado en tu organismo, aprovechando las virtudes de ciertos alimentos y evitando otros con calorías vacías, que solo ayudan a engordar.

Contáctanos

No nos encontramos en estos momentos. Pero envíanos un mensaje y te responderemos lo antes posible.

Enviando
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account