Cuando pensamos en freír un alimento, lo primero que se nos viene a la mente es simplemente tomar dicho alimento meterlo en aceite caliente y esperar a que se fría; pero no es así, pues para freír un alimento es necesario tener en cuenta varios aspectos importantes, para que dicho alimento tenga una buena calidad y no afecte negativamente a nuestra salud.

fritura

Primero tenemos que tener un importante conocimiento previo de la temperatura del aceite, pues este alimento que vamos a preparar, necesita quedar como una fritura pareja, también debemos tener en cuenta el tiempo que tendrá que permanecer dentro del aceite caliente.

Quizá te pueda interesar: 10 ejercicios para tener los glúteos perfectos

Otro aspecto igual de importante que debemos de tener siempre presente, es la cantidad de aceite vamos a utilizar y de qué clase o calidad.

Entonces yendo al grano, para preparar una fritura podemos rebozarla, enharinarla, empanarla, estos son diferentes términos, pero significan lo mismo, se trata de envolver el alimento que vamos a freír en huevo y harina, de esta manera al freírlo se forma una capa o costra dura y crujiente; es muy importante usar papel de cocina para que éste absorba el aceite que contienen las frituras; de esta maneras evitaremos ingerir alimentos con demasiadas grasas.

Dependiendo del alimento que vamos a freír varia la temperatura con la que vamos a freírla, por ejemplo, si queremos freír un buen trozo de carne, la temperatura del aceite tiene que ser medianamente caliente, para que dicha cocción sea lenta, pero pareja; la temperatura optima está entre los 54º a 60º.

Por otro lado, los alimentos pre-cocidos deben quedar crujientes por fuera pero suaves por dentro, para esto necesitas que la temperatura del aceite sea mucho más caliente, esta debe estar entre los 60º y los 70º.

Si deseas freír alimentos pequeños con textura crujiente, y tiene que ser una fritura rápida, porque de lo contrario el alimento puede quemarse, la temperatura del aceite tiene que estar entre los 70º y los 80º.

Debemos ser muy cuidadosos con el tema de la temperatura ideal, ya que podemos incurrir muy fácilmente en dos errores muy comunes en una cocina; por ejemplo si la temperatura del aceite es muy baja el alimento que estamos preparando, con o sin protección absorberá mucho aceite, mucha grasa que por supuesto la vamos a consumir nosotros y esto puede afectar nuestra salud; si por el contrario el aceite está demasiado caliente, y el alimento que vamos a preparar no requiere de tanta temperatura, este se quemaría y este tampoco sería una comida bien preparada y mucho menos sana.

Quizá te pueda interesar: Recetas de galletas saludables

Otro dato que tenemos que tener presente es la cantidad de aceite a utilizar, esta depende del alimento a freír, el aceite debe cubrir por completo el alimento para que exista una fritura profunda y pareja; en cuanto al tipo de aceite, el mejor es el aceite de oliva, es el más sano y lo podemos utilizar para varias frituras ya que soporta muy bien las temperaturas altas; también pueden ser utilizados los de maíz y girasol.

Contáctanos

No nos encontramos en estos momentos. Pero envíanos un mensaje y te responderemos lo antes posible.

Enviando
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account