Todos coinciden en que practicar ejercicio es algo fundamental para la buena salud; sin embargo, muchas veces el problema surge a la hora de elegir que deporte practicar; si no sabes elegir entre correr, caminar o nadar, en realidad la elección de uno u otro deporte incluye distintos factores que se deben tener en cuenta; es por eso que a continuación te daré algunos consejos útiles, para que sepas elegir que deporte practicar.

deporte-aire-libre

Si practicamos deportes, será un gran beneficio para nuestra salud, ya que regula la presión arterial, previene y ayuda a controlar la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, problemas de articulaciones y trastornos de la salud mental; pero a la hora de llevar este consejo a la práctica mucha gente tiende a confundirse sobre cuánto ejercicio debe realizar, con qué intensidad, con qué frecuencia, y cuando no, sobre qué deporte debe practicar; por eso, para hacer una elección se deben tener en cuenta unas cuantas variables.

Quizá te pueda interesar: ¿Es necesario tener aprobación de los demás?

Para comenzar debemos de saber cuáles son los diferentes tipos de deportes, es por eso que debemos tener claro si lo que vamos a realizar es un ejercicio con el fin de lograr una mejor figura, o si se trata de una recomendación médica para tratar una patología; si es en el primer caso, dando por hecho que se esté en condiciones de practicar cualquier deporte, se debe conocer la distinción que existe entre ejercicios aeróbicos y anaeróbicos; los ejercicios aeróbicos (como correr, caminar, andar en bicicleta, nadar) requieren de la respiración, y ayudan a bajar de peso, mejoran la función cardiovascular, regulan la presión sanguínea, bajan los niveles de colesterol, entre otros beneficios que aportan.

Por otro lado, los ejercicios anaeróbico, consisten en actividades de corta duración y de mucha intensidad basadas en la fuerza, tales como levantar pesas; con este tipo de ejercicio usualmente lo que se busca es el desarrollo de la musculatura.

Si tu caso es que el deporte que usted se disponga a realizar esté directamente relacionado con un problema de salud, seguramente su médico le habrá orientado sobre qué tipo de ejercicio le conviene realizar de acuerdo a su patología; pero de todos modos, le recordaremos algunas características de ciertos deportes que le resultaran útiles a la hora de elegir.

Salir a correr: Correr es un excelente deporte, es fácil de practicar y muy efectivo, pero es lo que se denomina un “deporte de alto impacto”; esto quiere decir, puede provocar lesiones tales como esguinces, desgarros, fracturas; algo similar ocurre con deportes que más bien deberíamos clasificar como juegos, tales como el fútbol, basketball, tenis, etc., la persona que no está adecuadamente preparada, en cualquier momento puede sufrir un accidente de este tipo.

Caminatas: Por otro lado, tenemos las caminatas, esta es otra opción que muchos consideran a la hora de realizar el ejercicio ordenado por el médico; en este caso, hablamos de un ejercicio aeróbico, no se trata de un deporte de alto impacto, y prácticamente cualquier persona lo puede realizar; sin embargo, tiene sus complejidades, por ejemplo, aunque se realice a un ritmo acelerado a algunas personas puede resultarles aburrido; probablemente se le recomendará caminatas de media hora o una hora, dos o tres veces por semana, esta actividad si se realiza de forma solitaria sobre todo no resultará muy motivadora y usted terminará por abandonarla.

Natación: Este deporte no se considera de alto impacto; es decir, es muy poco probable que una persona se lesione en el agua, y además permite realizar actividades lúdicas que estimulan a quien las practica; es uno de los deportes más completos y que más recomiendan los médicos, no sólo beneficia al sistema cardiorespiratorio, sino que ayuda con diferentes problemas derivados del sedentarismo y el adoptar malas posiciones, como los dolores en la espalda y el cuello; y, es un deporte que se recomienda tanto para adultos como para niños con hiperactividad, por ejemplo.

La natación, al igual que muchos otros deportes, requiere de ciertas instalaciones o equipos, un gimnasio o un club deportivo con una piscina en este caso, lo cual implica un gasto de dinero; a esto tipo de inconvenientes debemos sumarle las complicaciones de la vida cotidiana (la causa por la que nos enfermamos a veces), horarios a cumplir, obligaciones, falta de motivación, largas distancias a recorrer, etc.

Quizá te pueda interesar: 10 consejos prácticos para seguir con la dieta en el trabajo

Es hora de elegir que deporte practicar, en resumen, una vida sedentaria es casi un sinónimo de enfermedades complejas a mediano o largo plazo, pero la clásica recomendación de “dieta saludable y ejercicio” no siempre es tan sencilla de llevar adelante; por lo tanto, antes de lanzarse a realizar un deporte para el que no se está en condiciones o que no nos gustará, y provocará que terminemos frustrados, se debería evaluar aspectos como las aquí expuestos para luego tomar la decisión más adecuada.

Contáctanos

No nos encontramos en estos momentos. Pero envíanos un mensaje y te responderemos lo antes posible.

Enviando
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account