La gripe es una de las enfermedades más comunes del mundo, sobre todo cuando llega el invierno o hay cambios bruscos de temperatura; pero no es necesario quedarse en cama una semana entera, ya que existen opciones para curarse rápidamente de la gripe.

mujer-gripe

Lo primero es estar atentos ante cualquier síntoma, por más leve que sea, porque de esa manera, será más sencillo hacerle frente a la enfermedad, sin permitirle que se propague o se vuelva más peligrosa; ante cualquier reacción o señal del cuerpo como un escalofrío, un poco de dolor de garganta o un mareo, comienza a contrarrestar los síntomas; esto quiere decir no esperar a sentirse demasiado mal para tratar la gripe.

Quizá te pueda interesar: Los grandes beneficios de salir a caminar

Mantén tu cuerpo caliente, por más de que sientas calor por la fiebre, porque esto ayuda a eliminar los virus que causan el resfrío; los pies también deben estar bien abrigados, porque es por donde circula más cantidad de sangre; no dejes de usar medias.

Debes consumir alimentos calientes, nunca algo frío o helado porque puede empeorar el cuadro; además, es preciso mantenerte hidratado, con el doble de agua de lo que bebes comúnmente, de preferencia a temperatura ambiente; debes de evitar que la pérdida de agua típica de la gripe traiga mayores problemas; ten en cuenta que la fiebre es una defensa del organismo, que, a través del calor, quiere matar los virus.

Debes usar pañuelos limpios siempre, de esta manera, los virus no vuelven a tener contacto con la nariz, la boca, ni los ojos; también es bueno estar alejados de las personas que viven con nosotros y en lo posible, dormir separados; las horas de sueño en caso de gripe deben ser más que de costumbre, para que el cuerpo se recupere.

Inhala vapor de eucalipto durante 10 minutos al menos dos veces al día, cubriendo la cabeza con una toalla frente a una cacerola hirviendo.

Toma sopa de pollo con cebolla y ajo, porque permite descongestionar las vías respiratorias.

Bebe té de sauco, porque atenúa los síntomas; simplemente se necesita una cucharada de bayas de sauco por taza de agua hirviendo; dejar descansar y consumir hasta tres veces al día.

Uno de los más efectivos remedios para la gripe y los dolores musculares es el jengibre, también ayuda a aliviar el catarro; rallar su raíz seca, añadir el zumo de medio limón y preparar un té común.

Un zumo de 150 gramos de repollo y 150 gramos de naranja; licúalos ambos y bébelo al menos dos veces diarias.

Puedes oler un ajo triturado envuelto en un pañuelo o gasa para la congestión nasal.

El té de miel o propoleo es muy bueno, no sólo para el resfrío sino para el dolor de garganta.

Quizá te pueda interesar: La mejor manera de combatir el estrés

Tomar medio vaso de jarabe de cebolla en ayunas, a mediodía, en la tarde y antes de dormir durante una semana es un gran remedio; el jarabe se prepara en un recipiente de barro, coloca una cebolla grande picada, dos vasos de vino blanco, dejar macerar 24 horas, cuélalo, añade miel y guárdalo en un frasco de vidrio.

CONTACTANOS

No nos encontramos en estos momentos. Pero envíanos un mensaje y te responderemos lo antes posible.

Enviando

©2017 Paradietas.com | Comunidad de Dietas, ejercicios y consejos para bajar de peso.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account

Ir a la barra de herramientas