Uno de los ejercicios más fáciles y simples es el de salir a caminar a paso rápido, además de ser adecuado para todas las edades; hoy podrás descubrir por que vale la pena caminar todos los días.

salir-correr

Salir a caminar con regularidad reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares; también reduce los niveles de colesterol LDL (malo), aumenta los niveles de HDL (colesterol bueno) y mantiene la presión arterial bajo control; caminar a paso rápido durante 30 minutos te ayuda a prevenir y controlar la presión arterial alta que puede causar accidentes cerebrovasculares, reduciendo su riesgo hasta en un 27 por ciento.

Quizá te pueda interesar: Las sopas de verduras para perder peso

Los beneficios de caminar no solo se limitan al corazón, sino que ayuda a reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, asma y algunos tipos de cáncer; aquellas personas que caminan activamente tienen alrededor de un 20 por ciento menos de desarrollar cáncer de colon, de mama y de útero que las menos activas.

Para todas aquellas personas que están tratando de perder peso, necesitan quemar alrededor de 600 calorías al día más de lo que están comiendo, caminar es una de las maneras más fáciles de hacerlo; esta actividad también aumenta la masa muscular y tonifica y cuanto más músculo tengas, tu metabolismo quemará calorías más rápido, incluso en reposo.

En general, la actividad física tiene un efecto protector sobre la función del cerebro y el ejercicio regular reduce el riesgo de demencia en un 40 por ciento; las personas mayores que caminan seis millas o más a la semana evitan la contracción del cerebro y así preservan la memoria a medida que pasan los años.

Entre los muchos beneficios que tiene el salir a caminar, uno importante es que estimula y fortalece los huesos, aumentando la densidad; algo muy importante, especialmente para las mujeres; también ayuda a mantener la salud de las articulaciones evitando enfermedades como la artritis.

El salir a caminar ayuda a fortalecer y dar forma a tus piernas, trabajando también tus pantorrillas, cuádriceps y el levantamiento de los glúteos, en esto último especialmente si agregas colinas, montañas o escalones a la actividad; además, si prestas atención a tu postura al caminar, también puedes tonificar los abdominales (contrayéndolos al realizar la actividad) y reducir gradualmente tu cintura.

Un beneficio de caminar también es que si lo haces a la luz del día (sin quemarte) aumentarás tu nivel de vitamina D, un nutriente a veces difícil de conseguir en los alimentos y que juega un papel muy importante desde la salud de los huesos hasta la inmunidad.

El salir a caminar aumenta tu circulación y el suministro de oxígeno a cada célula de tu cuerpo, ayudando a que se sienta más alerta y vivo; despierta la rigidez en las articulaciones y alivia la tensión muscular haciéndote sentir menos lento; cuando tengas bajones de energía, sal a dar un paseo y notarás la diferencia.

Quizá te pueda interesar: Cómo preparar muesli para perder peso

Algunos estudios han demostrado que el ejercicio regular de intensidad moderada (como caminar a paso ligero) puede ser tan eficaz como los antidepresivos en los casos de depresión leve a moderada; caminar activa endorfinas en el torrente sanguíneo, lo que reduce el estrés y la ansiedad; además, no hay que olvidar que es una actividad social en la que puedes unirte a un grupo para caminar, hablar y conocerse, lo cual representa una gran manera de desterrar los sentimientos de aislamiento y soledad.

CONTACTANOS

No nos encontramos en estos momentos. Pero envíanos un mensaje y te responderemos lo antes posible.

Enviando

©2017 Paradietas.com | Comunidad de Dietas, ejercicios y consejos para bajar de peso.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account

Ir a la barra de herramientas