Puede que no seas un fanático de tomar una ducha con agua fría, pero debes de saber que la ducha con agua fría es muy beneficiosa para todo nuestro organismo, dado que nos puede ayudar desde mejorar la circulación, hasta en caso de trastornos depresivos, ya que nos ayuda a conseguir una sensación de bienestar al estimular la producción de noradrenalina.

ducha-con-agua-fria

Debemos de reconocer que la gran mayoría de nosotros se nos hace bastante placentero ducharnos con agua tibia o caliente, especialmente después de un día estresante; sin embargo, también es importante saber y tener en cuenta los grandes beneficios de tomar una ducha con agua fría; ya verás que si lo haces de manera gradual, poco a poco tu cuerpo se irá acostumbrando y tomar una ducha con agua fría dejará de ser un martirio y se convertirá en una experiencia para disfrutar, sobre todo si eres consciente de estos importantes aspectos en la salud.

Quizá te pueda interesar: Consejos para eliminar la grasa abdominal

Un beneficio inmediato que obtendremos al tomar una ducha con agua fría, es obtener una mejor circulación; cuando el cuerpo se expone al agua fría, inmediatamente empieza a llevar más sangre a los órganos y los tejidos internos, con lo cual estos se benefician de un mejor flujo sanguíneo.

Debes de tomar una ducha con agua fría si deseas tener una piel más fresca y saludable, a diferencia del agua fría, el agua caliente lava o remueve la grasa que se encuentra de manera natural en la superficie de nuestra piel; de esta manera, la ducha caliente tiende a resecar nuestra piel, lo cual se evidencia en el aspecto falto de brillo e incluso escamoso; bañarte con agua fría mantiene tu piel fresca y con su brillo natural.

Al tomar una ducha con agua fría podemos experimentar que después de salir de la ducha nos sentimos rejuvenecidos, frescos y con una mayor energía que como nos sentíamos antes de ducharnos; de repente, nos sentimos como si la fatiga se hubiese ido por el drenaje.

Una ducha con agua fría también ayuda a nuestro sistema inmunológico fuerte; al ducharnos con agua fría nuestro cuerpo reacciona estimulando su metabolismo y, por ende, el sistema inmunológico; de esta manera, es más fácil combatir infecciones causadas por virus.

Si entre tus planes es tener un hijo puedes tomar duchas frías, pues ayuda con la fertilidad; es sabido que las altas temperaturas afectan la cantidad de esperma, así como su calidad; en los hombres, evitar exponerse a baños o duchas muy calientes puede evitar la caída en la producción de esperma.

Quizá te pueda interesar: 10 consejos prácticos para seguir con la dieta en el trabajo

Las duchas frías ayudan a producir una sensación de bienestar, combatiendo así la depresión o los sentimientos relacionados con los estados depresivos; esto se debe a que el agua fría ayuda en la producción de noradrenalina en el cerebro, una sustancia estimulante.

Por otro lado, si tienes padecimientos del corazón debes consultar con un médico antes de darte duchas frías y hacer un régimen de este tipo; el aumento en la circulación de los órganos internos podría provocar algunas alteraciones o afectar el sistema circulatorio si éste tiene problemas o está enfermo; esta precaución también debe ser tomada en cuenta por personas con fiebre y mujeres embarazadas.

CONTACTANOS

No nos encontramos en estos momentos. Pero envíanos un mensaje y te responderemos lo antes posible.

Enviando

©2017 Paradietas.com | Comunidad de Dietas, ejercicios y consejos para bajar de peso.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account

Ir a la barra de herramientas