ejercicio_en_el_invierno

Es difícil comenzar o seguir practicando ejercicio físico durante los meses más fríos del año. Pero existen razones para hacer el esfuerzo, que valdrán la pena.

En este artículo te daremos solo 6 motivos para hacer ejercicio en el invierno

ejercicio_en_el_invierno

ejercicio_en_el_invierno

1. Preparándote para el verano: para llegar al verano con el cuerpo que deseas es importante empezar a practicar ejercicios físicos cuanto antes. Así tendrás más tiempo para alcanzar ese resultado estético que buscas, sin perjudicar el organismo o causar ansiedad.

2. Aumenta el gasto calórico: al realizar ejercicios físicos en temperaturas más bajas la cantidad de calorías que se gasta es mayor. Según estudios, realizar ejercicios físicos durante el invierno aumenta en hasta 30% el gasto calórico. Además, con el clima más frío, el cuerpo quema más calorías para mantener la temperatura corporal y aumentar la sensación de calor. De esta manera, los cambios metabólicos y fisiológicos generados por el frío pueden potencializar los ejercicios y aumentar los efectos de las actividades en el organismo.

3. Ameniza los abusos en la alimentación: la práctica de ejercicios físicos regulares durante el invierno disminuye los efectos de posibles abusos alimentares, como la mayor ingesta de chocolate, bebidas calientes, alimentos más ricos en grasas. Practicar ejercicio físico con frecuencia ayuda a evitar los alimentos más calóricos y reduce la necesidad de ellos.

4. Mejora el estado de ánimo: durante el invierno, la caída de la temperatura también viene acompañada de cierto desánimo. La actividad física en esta época es esencial para aumentar nuestros niveles de serotonina y endorfina, con esto traer la sensación de bienestar y ánimo que tenemos en los días más calurosos. Muchos casos de depresión mejoran con la práctica regular de ejercicios físicos.

5. Evita molestias en las articulaciones: con la práctica de ejercicios físicos, diversos músculos son fortalecidos y alongados, mejorando el cuadro y la capacidad articular y muscular de todo el cuerpo. Además, al practicar ejercicios físicos regularmente es posible prevenir o disminuir dolores articulares y musculares que muchas veces se intensifican con las temperaturas más bajas.

6. Disminuye el riesgo de enfermedades relacionadas con el sedentarismo: mantenerse activo, o empezar un programa de ejercicios físicos en el invierno disminuye y evita muchas enfermedades asociadas con el sedentarismo (enfermedades cardíacas, diabetes, enfermedades articulares y óseas, depresión, enfermedades vasculares y obesidad). Además de ser saludable y presentar menos riesgos para la salud, las actividades físicas dejan el corazón menos vulnerables a enfermedades crónicas no transmisibles.

Ya saben, nunca es tarde para empezar a practicar ejercicios físicos, si no estás acostumbrada empieza de a pocos hasta que se vuelva un hábito, y si puedes empezar desde ya, en estos meses más fríos, tienes más beneficios.

Sobre la autora:

  • Luciana Oliveira
  • Lic. Nutrición y Dietética
  • CNP 4555
  • Evaluación nutricional integral
  • Para consultas: lucianakoliveira@hotmail.com

CONTACTANOS

No nos encontramos en estos momentos. Pero envíanos un mensaje y te responderemos lo antes posible.

Enviando

©2017 Paradietas.com | Comunidad de Dietas, ejercicios y consejos para bajar de peso.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account

Ir a la barra de herramientas