dieta_del_tomate



Con la dieta del tomate se puede llegar a perder hasta 5 kilos en una semana, es una dieta desintoxicante y muy efectiva. Los dos primeros días serán algo aburridos pero sirven para limpiar nuestro organismo de toxinas e impurezas y dejarlo preparado para iniciar la dieta.

La dieta del tomate se puede realizar una vez al mes, hasta alcanzar el peso ideal.

Beneficios del tomate

  • Es antioxidante y previene el envejecimiento.
  • Mantiene nuestro sistema digestivo estable, previniendo la diarrea o estreñimiento.
  • Expulsa las toxinas del organismo y evita la ictericia.
  • Disminuye el estrés oxidativo en la diabetes tipo 2.
  • Reduce los triglicéridos en la sangre y el colesterol LDL, evitando la acumulación de grasas en los vasos sanguíneos.
  • Al contener vitamina A, la visión mejora y se reduce la posibilidad de la degeneración macular y la ceguera nocturna.
  • Contiene también vitaminas A, B2, B2, y K (la cual ayuda en la coagulación sanguíneo), además de  diversos minerales como el potasio (el cual ayuda en el bienestar de la sangre y la salud del nervio), zinc, calcio, hierro, fósforo y sodio.
  • Para conocer más beneficios del tomate clic aquí.

 

Estos son sólo algunos de los beneficios que podemos obtener de los tomates. Después de leerlos, ¿te animas a realizar esta dieta?

dieta_del_tomate

 

Dieta del tomate

Antes de empezar:

  • Tomar dos litros de agua diarios.
  • Se debe utilizar tomates bien maduros, en caso contrario podría ser tóxico para nuestro organismo.
  • Aunque las cantidades no están especificadas, a partir del tercer día es recomendable no consumir más de 1 kilo y medio de tomates por día.
  • Realizar algún ejercicio cardiovascular ayudará a obtener mejores resultados.
  • Siempre se recomienda consultar con su médico o especialista en nutrición antes de iniciar alguna dieta.

Día 1

El primer día el único alimento a ingerir es jugo de tomate natural. En el desayuno, en la comida y en la cena. Jugo a todas horas y en las cantidades que se desee, cuando lo desee. ¡no tiene por qué pasar hambre! Lo importante es que el jugo se prepare en casa, preferible en la licuadora.

Se deben utilizar tomates bien maduros. Lo único que hay que hacer es meterlos en la licuadora o procesador con un poco de  agua y listo. Si se desea se pueden agregar hojas de menta para sazonar. Una vez licuado el jugo, debe beberse inmediatamente para evitar la oxidación de las vitaminas.

Día 2

Al igual que el lunes, jugo de tomate recién licuado y en la cantidad que se desee (si en el mercado no encuentra tomates bien maduros, lo mejor es comprarlos tipo bola).

En este segundo día la sensación de hambre ya habrá desaparecido. Para complementar este segundo día de dieta y romper la monotonía del menú, entre jugo y jugo puede beber té u otro tipo de infusiones como manzanilla, boldo o anís sin azúcar.

Día 3

En ayuna: jugo de tomate recién licuado con hojas de menta.
Desayuno: dos tomates cocidos (metidos y sacados rápidamente de agua hirviendo).
Almuerzo: ensalada de tres tomates con hierbas aromáticas y un diente de ajo picado, sazonado con una pizca de aceite de oliva extravirgen.
Merienda: un jugo de tomate recién licuado con hierbas aromáticas.
Cena: un jugo de tomate recién licuado con hierbas aromáticas.

Día 4

En ayuna: jugo de tomate recién licuado con hojas de menta.
Desayuno: café con leche descremada y una rebanada de pan integral con 1 1/2 onza de queso.
Merienda: un fruta (no plátano).
Almuerzo: ensalada (con lechuga, vegetal, verdura, tomate, cebolla y una papa pequeña cocida), aderezada con una salsa ligera de yogur.
Merienda: un jugo de tomate recién licuado.
Cena: ensalada de tomate con hierbas aromáticas y un filete pequeño de ternera a la plancha.

Día 5

En ayuna: jugo de tomate recién licuado.
Desayuno: café con leche descremada y dos rebanadas de pan integral con margarina light.
Almuerzo: ensalada de pasta integral (con lechuga, tomate, pepino, vegetales y zanahoria rallada), aderezada con un poco de aceite oliva virgen y jugo de limón.
Merienda: un yogur natural descremado.
Cena: tomates al horno (se cocen los tomates durante dos minutos. Luego se cubren con pan rallado, ajo y perejil, se rocían con un poco de aceite y se hornean durante 20 minutos).

Día 6

En ayuna: jugo de tomate recién licuado con hojas de menta.
Desayuno: café con leche descremada y una rebanada de pan integral con 1 ½ onza de pechuga de pavo.
Comida: ensalada verde y tomate relleno de champiñón (Abrir el tomate y vaciar de pulpa. Con esta última, los champiñones picados y un poco de migajas de pan, hacer un sofrito y rellenar el tomate. Finalmente, agregar por encima queso e introducir en el horno durante 20 minutos).
Merienda: jugo de tomate recién licuado
Cena: ensalada de tomate, pescado a la plancha y una fruta de postre.

Día 7

En ayuna: jugo de tomate recién licuado con hojas de menta.
Desayuno: café con leche descremada y una porción de bizcocho, hecho con harina integral.
Comida: sopa de tomate y judías verdes (Cocer durante 45 minutos una papa pequeña, un tomate sin piel, una hoja de laurel, sal y una cucharada de aceite. Triturar, añadir las judías verdes (previamente cocidas) y servir) y un plato pequeño de pasta integral con ajo, perejil y un poco de aceite.
Merienda: una taza de fruta (menos plátano).
Cena: ensalada de tomate, tortilla francesa de un huevo y un yogur natural sin grasa.

***Para realizar esta dieta es necesario tener un buen estado de salud, por lo que siempre se les recomienda consultar con su médico o especialista en nutrición antes de cambiar sus hábitos alimenticios.***

CONTACTANOS

No nos encontramos en estos momentos. Pero envíanos un mensaje y te responderemos lo antes posible.

Enviando

©2017 Paradietas.com | Comunidad de Dietas, ejercicios y consejos para bajar de peso.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account

Ir a la barra de herramientas